Pura Sangre The Race

Pura Sangre The Race

Pura Sangre The Race

Consideraciones generales

Este tipo de competiciones exige al deportista un compendio de todas sus cualidades físicas y psicológicas con el fin de realizar el recorrido de la forma más eficiente posible.

Para prepararnos, conviene dividir la semana en días de entrenamiento en función de nuestra condición física inicial y de la dificultad de la competición hacia la que los orientamos. Nosotros te recomendamos lo siguiente:

  • Inicial 2-3 días por semana (Para estados de forma bajos o inicial)
  • Medio 3-4 días por semana (Para deportistas regulares)
  • Avanzado 4-5 días por semana (Para quienes están muy hechos a entrenar)

consideraciones-generales

Recomendamos, como tiempo mínimo de preparación para esta competición, dos meses de entrenamiento (adquisición de nivel básico).

Es conveniente alternar los trabajos de todas la calidades físicas (muscularmente, hablando) yendo desde un trabajo global (conjunto y acondicionamiento) hacia uno más específico (agrupando y exigiendo). Primero acondicionamos, luego exigimos.

Primero deberás entrenar las cualidades (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad) de forma aislada, y luego combinándolos entre sí. Por ejemplo: combinar entrenamientos de carrera + fuerza; carrera + entrenamiento funcional; etc.

Cuando entrenamos para una prueba o competición de este estilo, es recomendable marcarnos objetivos a corto plazo. Te sugerimos que realices pequeños test cada cierto tiempo (dos o tres semanas) para ver si vas cumpliendo con los objetivos o hay que modificar el plan de entrenamiento. Estos test deberían ser de resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad.

Aprender a controlar la ingesta de líquidos y la suplementación deportiva, durante el esfuerzo realizado en los entrenamientos, te ayudará a evitar que tu rendimiento en carrera baje. Practicarlo y entrenarlo durante las sesiones de entrenamiento te facilitará su uso el día de la competición.

Antes de cada sesión de entrenamiento, realizar ejercicios de calentamiento para favorecer una mejor condición neuromuscular.

Es imprescindible cumplir con el entrenamiento invisible. Es todo aquello que debe realizar el deportista para seguir creciendo y potenciando su rendimiento deportivo y que no depende de su entrenador, ya que se hace fuera de la rutina de entrenamiento: alimentación correcta, horas de sueño adecuadas, cuidados a nivel muscular, etc.

Durante el transcurso de la preparación de cada cualidad se deberán respetar estos principios del entrenamiento para prevenir lesiones, cuidar la salud y obtener un rendimiento superior.